Lifestyle

Fuera de la caja

“Los analfabetos del Siglo XXI, no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no puedan aprender, desaprender y reaprender” Alvin Toffler

Puede el ser humano llegar a reinventarse del todo? Puede decidir un día que la forma en que ha vivido hasta la fecha no le es ya grata y dejar volar su imaginación hasta las más recónditos lugares donde terminaron archivados sus sueños, y decidir ir por ellos?.

Me imagino la cantidad de teorías para llevarnos a concluir que los condicionamientos que se tienen, tanto a nivel psicológico, social, cultural, terminan siendo determinantes para desarrollar, no lo que queremos de nosotros mismos, sino lo que podemos o debemos esperar.

Yo confieso que siempre me llamó la atención aquella frase del Maestro Jesús sobre la capacidad del ser humano de renacer desde el espíritu. Esto significa nada más y nada menos que dejar una gran, enorme, puerta abierta para esa reinvención del ser.

Y es que si partimos de que nunca somos los mismos, de que hasta el último de nuestros días podemos aprender, no pareciera tan perdida esa idea de la reinvención. Si de pronto, obtengo más y mejor información que pueda hacerme revaluar las  decisiones, que hasta ahora he tomado, podría decidir enderezar o redirigirme al camino que realmente quiero recorrer.

El ejercicio de salir de nuestra zona de confort, o el pensar “fuera de la caja”, viene siempre a dar un espacio para replantearnos si ese espacio en el que nos sentimos cómodamente gestores de nuestra realidad inmediata, permite ampliar su radio, un poco o quizás mucho; eso dependerá de cuánta licencia nos damos para volver en algunos momentos de nuestra vida a esa condición de eternos aprendices.

Cuando estamos iniciando en el aprendizaje de una nueva disciplina u oficio, tenemos esa actitud muy similar a la de los niños y las niñas, donde la capacidad de asombro se convierte en el combustible que nos motiva a la constante exploración. Es entonces cuando mantenemos todos nuestros sentidos en máximo alerta para lograr aprender y aprehender lo que nos interesa.

Lamentablemente, este estado tan cargado de energía y pocos distractores, muy pronto es abandonado, a partir de que logramos dominar lo que hasta ese momento era nuevo, entrando en nuestra conocida zona de confort. Y así seguimos, hasta la próxima vez en que nos exponemos a lo nuevo, a lo desconocido, a aquello que al menos nos genera curiosidad.

Personalmente, creo que salir de la “caja” del confort es una buena forma de mantener nuestro cerebro y en general nuestro espíritu, más conectado con lo que realmente somos, un campo infinito de posibilidades.

¿Quién te dijo que no podías con ….(solo es cuestión de poner una de esas creencias limitantes que hemos arrastrado por años de nosotros mismos)?. Probablemente, quien te lo dijo no tenía suficiente información, o bien se desconocía como un campo infinito de posibilidades, se creía como un ser hecho,  sin opción de reinventarse.

Prefiero creer que solo es cuestión de dejarnos fluir hacia aquel autorretrato que un día nos pintamos donde no existían limites, ni condicionamientos, solo un corazón abierto, esperanza y mucha mucha fe en nosotros mismos!

Yo me apunto, solo es cuestión de revisar la obra, y bueno, si no nos gusta, ensayarnos otra!.

AdobeStock_97090943.jpeg

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s